causas de la humedad por filtración

Conoce las causas de humedad por filtración

Conociendo las distintas causas de humedad por filtración podrás evitar sus consecuencias. Describimos en qué consisten estas filtraciones, cómo detectarlas y qué debes hacer para prevenirlas.

¿Qué es una humedad por filtración?

Es aquella provocada por un problema de impermeabilización de la cubierta de tu hogar. Progresivamente, el problema va aumentando y se produce la filtración. Sin embargo, antes de tomar las medidas oportunas, es imprescindible conocer qué provoca esta alteración.

Las causas más frecuentes

Una de las más recurrentes es el empleo de un material impermeable de baja calidad. También influyen una mala instalación y la falta de mantenimiento periódico. Te aclaramos que la filtración se origina cuando el agua entra, a través de los huecos que encuentra en el revestimiento, hasta los muros. En estos, aprovecha cualquier grieta o resquicio para quedarse estancada.

¿Dónde es más habitual encontrar este tipo de humedades?

Hay dos espacios clave en tu casa: la parte baja de la casa o el sótano. La acumulación de agua presenta los siguientes síntomas:

  • La pintura exterior o interior de la casa comienza a desconcharse.
  • Aparecen manchas oscuras en diversas áreas.
  • Hay áreas con moho que provocan una reacción alérgica con síntomas similares a los de la gripe. No se descarta la presencia de irritaciones cutáneas.

Las consecuencias de las filtraciones por humedad

No se trata solo de consecuencias estéticas, sino también estructurales que exigen la puesta en marcha de un plan alternativo:

  • Las paredes están húmedas al tacto y se puede observar alguna pequeña grieta.
  • La estructura de la vivienda comienza a debilitarse progresivamente.
  • Las personas dentro de la casa podrían sufrir dolencias respiratorias.
  • La sensación de frío es mayor y es necesario el empleo de aire acondicionado o calefacción para «secar» el ambiente.

Las mejores opciones para prevenir las filtraciones por humedad

Comenzamos por la más importante: la observación directa. En cuanto veas que hay alguna mancha de humedad, busca la causa y ponte manos a la obra. Es importante que dejes pasar los meses más lluviosos del año para que la reforma tenga el efecto oportuno.

En ocasiones, basta con renovar el material impermeable. Sin embargo, es bastante frecuente cometer el error de pensar que donde está la filtración está el origen del problema, y no es así.

Por ello, lo más recomendable es contratar a profesionales que puedan realizar una inspección más a fondo de tu hogar. Seguro que detectarán mucho antes las causas de humedad por filtración y ganarás en tranquilidad de cara al otoño y al invierno. Confía en una empresa con experiencia como la nuestra y disfruta de un hogar mejor protegido ante las inclemencias meteorológicas.

Sin comentarios

Añadir un comentario