Las humedades en sótanos y garajes

Las humedades en sótanos y garajes

A pesar de que muchas personas piensan que los sótanos, los garajes y los trasteros conllevan la aparición de humedades tarde o temprano, en Humitec te demostramos que no es así. Pero si percibimos este olor, a moho, puede ser que estemos ante un problema estructural o ante un problema de humedad por condensación, capilaridad o filtraciones laterales. Una coyuntura en la que habrá que aplicar tratamientos antihumedad cuanto antes para evitar que los daños sean mayores y, con ellos, la intervención que requiera su resolución.


Decimos que muchas veces asociamos sótanos con humedad por ser espacios que están parcial o totalmente bajo tierra y esta acumula humedad que puede afectar a los materiales de construcción si no han sido debidamente aislados o tienen un defecto constructivo. De todos modos, si contamos con un aislamiento eficiente, la humedad no tiene necesariamente que afectarles.

En cualquier tipo de inmueble los sótanos y garajes son las zonas más sensibles a las filtraciones de agua porque son las únicas que están expuestas a un contacto directo con el terreno en el que están edificados, sin exposición al sol que pueda secar la humedad que les rodea fácil y rápidamente como ocurre en los niveles superiores. Hay que tener en cuenta que el agua siempre encuentra el camino para abrirse paso hasta que da con una barrera que le impide continuar, de ahí que sea tan importante contar con un buen sistema de aislamiento correctamente ejecutado.

¿Qué pasa con las viviendas de los semisótanos?

En estos casos, la aparición de manchas y malos olores han de alertarnos de la existencia de un problema de humedades. En Humitec te insistimos en que, si no actuamos con celeridad, el agua puede llegar a dañar las paredes y el armazón de la vivienda llegando a producir daños graves y a crear un ambiente nocivo para la salud.

En el caso de los garajes, individuales o colectivos, es también habitual que estén aislados de la tierra para evitar que el agua penetre por los poros del material utilizado en su construcción y acceda a la estructura del edificio. Muchas veces las señales de humedad en los garajes pasan desapercibidas porque son espacios de la casa a los que quizá no demos tanta importancia como a la vivienda en sí. No caigas en ese error porque, con el tiempo, la humedad del garaje puede terminar por afectar al resto del edificio.

En definitiva, los problemas de humedad en sótanos y garajes casi siempre están relacionados con el paso del agua de la tierra de alrededor. Es de vital importancia conocer el estado del aislamiento de las paredes y, si detectamos manchas o la aparición de moho, atajar el problema buscando su origen de la mano de profesionales expertos que aporten soluciones definitivas al problema.

Siempre será mejor apostar por soluciones definitivas y no por tapar el problema con “parches” y remedios que a la larga se van a demostrar insuficientes. Hacer un diagnóstico certero nos servirá para detectar la fuente de las humedades y para dar con el remedio definitivo a este problema de tanta trascendencia, tanto para la salud de los edificios como para la de las personas.

Sin comentarios

Añadir un comentario